Translate

12.12.12

NYC 4

12/12/12, una situación numérica que no se volverá a repetir en todo el siglo presente... De momento uno piensa que esas babosadas qué!?, no?, pero si lo analizamos más detenidamente veremos que ya que no hay 13 meses o más entonces es prácticamente imposible que algo así pase de nuevo en el transcurso de nuestras vidas, por lo que podemos asegurar cómodamente que es el principio del final de nuestra vida, que intenso.

Ah también es día de la virgencita de la Candelaria, pero eso no cuenta, jeje. Ayer había dicho que no había tenido un buen día, pero afortunadamente para mi la suerte me floreció el día de hoy.

Me levanté temprano para ir a battery park (aja, el mismo parque al que salí a correr en mi sueño bizarro de jalogüín), a lo lejos la estatua de la libertad con Ellis Island de fondo y todo mundo tomándole foto, yo solo soportando el frío y recordando que en mi sueño no hacía tanto frío, es increíble que eso fuera hace tan sólo 6 semanas, ahora me parece como sí hubiera sido hace dos años o más. Caminamos por wall street hasta llegar a la tienda de baratijas que esta juntó a la zona cero (21 century) y ahí intuí que mi suerte cambiaría, buscando entre todas las porquerías rebajadas de marca encontré un gorrito de corredor marca Nike a un precio de broma (9 usd) y otro gorrito igual de barato de la marca timberland, y ya como para rematar una bosa/morral de telas naturales al 50% de descuento. Ya con eso me había dado por servido, y es que después del chasco de ayer.

Recorrimos chinatown y confirme que es una zona horripilante, me sentí como sí estuviera caminando por pleno eje central del df, igual de descuidado, sucio y anarquista pero con Chinos en vez de chilangos. Después fuimos a la pequeña Italia y en una de sus calles nos encontramos con el ex-entrenador del Barcelona; el mismísimo Pep Guardiola, un tipo muy agradable pero después sentí pena ajena porqué todos se andaban tomando fotos con él y no lo dejaban entrar al restaurante (como si fuera una estatua el pobre).

Subimos por soho hasta llegar a la avenida Houston y ahí de nuevo vi un letrero de best buy, fui todo desanimado esperando ver las mismas chafadas que había estado viendo en todos los locales anteriores y.... Que me llevo una agradable sorpresa, era el best buy más surtido que me he encontrado, creo que me emocione tanto que sin querer me traje un par de cosas que no estaban en el plan inicial, jeje, pero después de hacer la conversión monetaria a pesos mexinacos me convencí de nuevo de que simplemente eran ofertas que no tenía que dejar pasar.

De ahí nos fuimos al Moma. Que museo tan más chingon, aunque así como es el arte de loco y subjetivo tengo que decir que hay muchas cosas re conceptuales que simplemente no acabo de entender y me quede con cara de "ok....", aún así hubo dos exposiciones que simplemente me encantaron; la de la polaca Alina Szapocznikow con sus esculturas bien enfermas y la de los hermanos Quay. Esas dos salas me tuvieron como niño baboso recorriendolas una y otra vez, simplemente espectaculares, también fui a ver el grito de Edward Munch, pero igual que con la Monalisa en el Louvre me quede así de... "bueno". Obvio que no tenía que dejar de pasar a la tienda del museo... Y oh Dios mío ¿por qué soy pobre?, había un chingo de cositas bien chidas todas, me las quería llevar todas!, me dio risa el ver que la mayoría del público comprador estaba compuesto por: ñoras, señoritas fashion y parejas gay. Jajaja, sucks.

Terminamos la tarde subiendo al mirador del Empire State, que buena manera de cerrar el viaje, me aventé todos los numeritos de la audioguía y aprendí muchas cosas interesantes, la vista fue increíble y el frío aún más. Saliendo de ahí me dirigí en chinga a la tienda B&H para ver que compraba, pero llegando me lleve la desagradable sorpresa de que acababan de cerrar (a las 7pm, ches huevones), la mayor parte del día me fue bien a excepción de ese detalle, pero no se puede pedir todo en esta vida.

Ya para terminar bien mi última noche en el gabacho me fui a comer al restaurante asiático que se encuentra a espaldas del hotel (yo solo, obviamente) y ataque sashimi y sushi surtido, rematando con un rico tempura.

Ya va siendo hora de dormir porque mañana espera un día de aeropuertos para regresar a dormir a mi recámara que aún no tiene forma.

Sin duda recordare este día por ser el 121212, además de que hoy se empezó a poner el spire de la freedom tower (donde estaba el wtc) lo que lo convertirá en el edificio más alto del hemisferio occidental, y todo lo vi desde la ventana de mi piso.





2 comentarios:

Akasha dijo...

Es curioso, Fuera de ver Cats (que ni siquiera sé si se sigue presentando) nunca me he planteado NYC como sitio de destino, a pesar de tus fiascos, de menos conseguiste que el fantasma del consumismo me tiente, aunque claro que los museos suentan interesantes y todo, es sólo que en mi lista de museos, no son los primeros. Y el frió no suena nada tentador, sobre todo si ni siquiera hay nieve. Saludos

Acido dijo...

jeje, pues si, es la capital del consumismo sin duda. Pero yo estoy feliz de que no haya habido nieve, porque si no si me hubiera puesto bien intenso ya que no llevaba calzado para la nieve. :S, despues de tanto frio extremo ahora que llego a mi rancho y que esta 10 graditos me puedo pasear hasta en playerita jajaja.

Saludos akasha!