Translate

4.3.12

Things I've never done.

Estaba abriendo el viejo closet de los recuerdos, ese que tiene cajas viejas, fotos marrón mostrando imágenes apenas entendibles, muñecos sin cabeza, cabeza sin muñecos, y otra tanta sarta de parafernalia inservible (tanto para el intelecto, como para el corazón), claro que en algún momento llegaron a tener todo el sentido del mundo, que pena que ahora en retrospectiva me parezcan insulsas y aburridas. Me incomoda el hecho de saber que probablemente mi presenté tendrá el mismo efecto en mi futuro, o no se, dicen por ahí que la gente puede cambiar. Pamplinas de neo hippies come flores, pienso yo.

Hay un dicho bastante viejo que yo solía usar muchas veces, recuerdo que cuando cometía una estupidez, a manera de excusa decía: “pues cuando me muera me voy a arrepentir de lo que no he hecho, por que lo hecho, hecho esta”… y si, creo que me lo tomé muy a pecho, porque hasta la fecha al ver el viejo closet de la abuela (sin Gabilondo Soler de fondo, por favor, que me espanta) sólo veo con cierta hueva mis gracias hechas, veo algunos periódicos recortados del Alarma, donde en Capital letter bold cursiva podemos leer: “y le sacó el corazón”, y sí, una vieja en primera plana con cara de espantada, y de fondo en blanco y negro la foto de un majo tirado sin corazón en plena vía pública (sí, yo). Pero esos periódicos están bastante sabrosos, porque además tienen la elegante ocurrencia de poner en las planas de en medio una figura femenina cuasi desnuda, me imagino que en algún punto las minitas pensaron que serían estrellas de cine o algo así, pero no, la dura realidad nos demuestra que ahora están casadas y con hijos (y con novios bien pinches feos, eso sí, han de tener mas corazón que yo, eso seguro.). Pero bueno, no veo esos recortes con celos, o resentimiento, esta bien, cada quien su vida, además obsérvese que esos periódicos son ya viejos, y ahora solo sirven para limpiar ventanas después de aplicarles Windex®, quedan bien perronas.

Hay por ahí un mini disk, al ponerlo en el reproductor que siempre llevo entre ceja y ceja puedo escuchar las primeras notas de blue dress de Depeche Mode, esos sintetizadores se me hacían tan avant-garde, lastima que Dave Gahan después se metiera en su intoxicado mundo de sustancias ilegales, y digo lastima por que le dio por hacer música de hueva, a eso se le ha de llamar bajón artístico, que es como cuando andas bien erizo un jueves de primavera a las 3am en una carretera desconocida manejando mientras escuchas Lou Reed y fumas cual velador inmortal (o sea: del nabo). Sin embargo, muy a pesar de mis descalificativos wannabe hipsters (estos tipos se avergüenzan de su pasado), tengo que aceptar que canto recostado en mi cama con los ojos cerrados tarareando “put it on” mientras recuerdo que buenos aquellos tiempos de mucho baro poca responsabilidad. Y estoy seguro que en algún punto de “ese entonces” fue que todo definió por completo lo que ahora soy.

¿Qué tiene de malo mi revista de hoy?, no se, tengo que revisar mi agenda para ver todas las cosas que he hecho en semanas pasadas, y me da miedo aceptarlo pero… mi agenda es solo un copy & paste con loop eterno, me cago de risa al ver mi teléfono con esa triste imagen y se la enseño a mi otro yo, ambos no sabemos si reír o llorar. Pero no te confundas –me digo a mi mismo-, tampoco quiero ser el típico forevero sucker (sí, esos que aseguran que antes todo era mejor), pero tampoco quiero ser como el mesero trendy que trabaja en la cafetería trendy de mi futuro departamento que aún no he comprado.

Al cuestionarme una vez mas ¿Cuál es el objetivo de estar ranteando contra mi closet de recuerdos apestosos?, llego a la conclusión de que… por todas esas cosas que guardé… hay cosas que no hay ahí, vaya, es que tampoco tengo un closet así grandote bien mamón, No, es un closet ahí humilde (pero bien honesto) que el Señor Perico se aventó en 2 semanas (muy chingón ese carpintero by the way, por que el bato leía a Bhaktivedanta Swami Prabhupada, y escuchaba a Dead Can Dance, neta neta). Por eso tengo problemas de espacio, hay muchas cosas que deberían de estar ahí, pero no están por la simple y sencilla razón que… nunca llegaron a mis manos, nunca me preocupe por canjearlas en la tiendita de la esquina o con el repartidor, ó se me olvidaron en casa de algún amigo y ya después me dio hueva recogerlas, no se, excusas hay muchas. Frustraciones, más.

Pero para no ponernos trágicos, aceptemos la buena noticia, aún es tiempo de salir a buscar esas madres, aún es tiempo de comprar revistas, de tomar más fotos, de grabar mas super8. Claro que lo único que se necesita es tener el tiempo y el valor suficiente de lidiar con todo aquel baboso que se nos ponga encima, pero bueno, creo que con una buena vacuna contra imbéciles la podre hacer gacha. ¿Hay prioridad alguna?, la verdad es que no. Pero de momento, y observando muy bien el huequito que se forma debajo de mi Guitarra de Paracho, justo al lado de mi patineta punk, no puedo quitarme de la cabeza esos 3 libros que vi en el sardinero: vivir en el extranjero, estudiar una carrera que no sea de chocolate, acampar for dummies. Bueno, esas cosas ya las he hecho medianamente, pero creo que ya va siendo hora de tomarlo en serio.

Sí, creo que si quiero enchular mi closet, esas son las tres primeras cosas por adquirir. Aunque quien sabe,

...del plato a la boca, se lo lleva la corriente.

4 comentarios:

Akasha dijo...

Es bueno ver actividad por aca, un saludo

Acido dijo...

ay que chido, un lector!, hum, proposito de año nuevo: escribir. Saludos.

Akasha dijo...

Jajaja, bienvenido de vuelta, una lectora ya tienes, pero si quieres más puedes pasarte por el grupo de facebook PTB, hay un monton de bloggeros dispuestos a compartir sus historias y leerlas, a mi me ayudo mucho, ahora además de mi madre y mi hermana, entran algunas personas ;) saludos

Acido dijo...

jaja, que cool, Gracias Akasha!. Solo que no tengo facebook =S (ni pienso tener, jejeje), Saludos!