Translate

10.3.12

De rencores y del como se me fue viva Björk.

Hace unos días me puse a pensar el porqué de muchos de mis pedos mentales… y bueno, entre toda la colección de estupideces que me han tocado vivir, hay algunas situaciones que definitivamente me marcaron mucho para llegar a ser lo que hoy en día soy (lo cual no es algo así como que muy bueno, pero ni modo, es lo que hay). De entre todos los defectos que puedo tener… hay uno que tengo bien arraigado, y ese es… el ser muy vengativo. Claro que nunca he llegado al punto de usar máscara y vengar la muerte de alguien, pero definitivamente creo que disfruto la venganza como un buen pedazo de pizza del día anterior (o sea: frio).

Si sirve como una buena excusa, tengo que decir que no siempre fui así, me fueron haciendo así, ya saben, nunca falta la gente egoísta y abusiva que hará todo lo posible por satisfacer sus placeres sociales-económicos a coste tuyo, todo esto en aras del amor, la justicia, la enseñanza, u otro de esos falsos sentimientos (claro que todo eso es popo de toro).

Hace poco mi otro yo me hizo ver que, efectivamente cuando me siento agredido por alguién, inmediatamente pienso: “va, no hay bronca, luego viene la mía”. Ahora que lo pienso bien, más que sed de venganza, creo que estamos hablando de rencor puro.

Uno de los pasajes de mi vida que me moldeó mucho para llegar a ser lo rencoroso que soy hoy, sucedió varios años atrás en tierras Texanas…

Estaba emocionado de ver de nuevo a mi ex, aunque en ese punto estábamos en un plan extraño, no podía decir que era mi novia, pero me hablaba todas las noches, me decía cosas ñoñas, juraba que me extrañaba y todo ese repertorio de tonterías. Yo obvio que estaba súper enamorado de ella. No por nada había preferido viajar a verla varios kilómetros en avión antes de ir a ver a mis papas (a quienes no veía desde hace más de medio año). Ella fue por mí al aeropuerto, yo estaba tan emocionado que hasta le había llevado una pieza de joyería medio carita que había comprado en el Caribe. En ese entonces para mí ella era así como que mi todo, yo tontamente hasta me imaginaba casándome en un futuro con ella, teniendo hijos y todas esas pelotudeces.

El plan original era estar por 2 semanas con ella, ya hasta habíamos planeado ir de compras a San Antonio. Pero a pesar de que teníamos meses haciendo esos planes… yo sentía que algo no andaba bien. Podría enumerar todas las malas ondas que me hizo en tan pocos días, o bueno, probablemente ella nunca se dio cuenta de que tan grosera llego a ser hasta con los detalles mas simples. Al parecer a ella le encantaba que los demás sintieran celos por ella y así. Pero hagamos un bonito ejercicio de catarsis y recordemos algunas de esas divertidas y chuscas anécdotas:

Un día entre semana, me levante temprano y recogí mi camita provisional (en la sala del departamento), ella vivía con otras 3 chavas, una de ellas se parecía un chingo a Björk, no recuerdo su nombre, pero sí recuerdo que era súper buena onda y alivianada, son de esas personas con las que inmediatamente tienes ondita, obviamente mi ex intuía que ella sería el tipo de vieja con la que me llevaría bien, por lo que se encargo de cocowashearme varias semanas antes de mi visita, diciéndome que esta vieja era una zorra arrabalera (y sí, seguramente lo era, pero conmigo se porto muy bien, de hecho mejor que la anfitriona). Me levanté y le hablé al trabajo a la susodicha ex, le dije que qué haríamos, me dijo que tenía mucho trabajo así que no podría salir, le dije que no había pedo, que iría por ahí a dar la vuelta. Esa tarde la Björk me invito a comer pizza veggie, yo le dije que no podía por que tenía que ir a una cafetería frente a la Uni para conectarme con mis amigos, la morra muy buen pedo se ofreció a llevarme, en el camino platicamos mucho (me dio mucha risa su spanglish tan peculiar, ella era de Corpus Christi y conducía un new beetle verde pistache muy coqueto). Ahora que lo pienso la neta me arrepiento de no haber tenido más ondita con esa niña. Pero ¿que quieren?, estaba locamente enamorado de la susodicha, no tenía ojos para nadie más. Björk me dejo en el café no sin antes preguntarme si en serio no quería ir por pizza, le volví a decir que no, muchas gracias.

Le llame a la ex para decirle que estaba en esa coffee shop (ella trabajaba cruzando la calle), entonces me dijo que en cuanto saliera del trabajo iría por mí (a las 6pm), me conecté con mi powerbook G4 que recién había comprado en Miami (jeje), y me pusé a bloggear, y chatear con mis amigos de México. Dieron las 6:00pm… ella no llegaba, las 6:30pm, nada…, total… dieron las 7:45pm, y ella ni sus luces… le estuve llamando a su celu pero nunca contestó, yo me había preocupado… todavía antes de salirme de la cafetería.. volvió a pasar Björk a buscarme, le dije que estaba esperando a la ex, pero que al rato la veía en el depa.

Dieron las 8pm.

Ya algo preocupado decidí regresar al depa caminando, aún seguía hablándole por celu pero ella no contestaba, al llegar al depa me encontré con la sorpresa de que… ahí estaba ella, yo me saqué de onda… le dije que que había pasado, que la estuve esperando, etc. Ella, levemente molesta por “mi desubicases (wtf)” me dijo que tenía que ir a una cena del trabajo, pero que a las 10pm regresaría por mi para ir a una party de sus amigos, se subió en su coche fresa y se fue. No me dio tiempo de nada, pero bueno, eran cosas del trabajo, y yo entiendo de eso.

Estaba en la sala viendo el programa de “cheaters” (jajaja, que irónico), Björk se estaba arreglando para ir a la misma fiesta a la que también iríamos nosotros, entonces salió desnuda y nos revolcamos en pasión!... NOT!, eso no pasó! Ella se sorprendió de verme ahí solo, le dije que la ex se había ido a una cena y que al rato regresaba por mi, Bjórk levantó los hombros y siguió con sus cosas. Antes de irse me dijo que ella ya iba a la party, que por que no iba yo con ella y la ex nos alcanzaría allá. (yo, todo bruto y cocowasheado pensaba: no, esta zorra solo quiere que la ex se enoje, así que no, ¡a mi amada no la van a fastidiar! pobre imbécil de mi…)

Dieron las 10pm.

Seguía viendo comerciales gringos (soy fan), ya estaba todo arregladito con las ropillas que yo me había comprado días antes en el mall. Ella no llegaba, así que decidí llamarle al celular. Durante las subsecuentes 3 horas me la pase como perrillo, asomándome por la ventana en cuanto escuchaba un coche llegar… y no, ninguno era el coche deportivo azul de la ex. Esas 3 horas me cambiaron por completo, experimenté todos los sentimientos posibles, le odie, le ame, le aborrecí, le idolatré, no recuerdo en que orden se dio todo eso, lo que si es un hecho es que al final acabé por enterrar a ese niño ingenuo y enamorado… y dije: nunca más.

Dieron la 1am.

Ella llego briaga, lo primero que me dijo antes de que yo hablara fue: “20 llamadas perdidas?, no manches” , y se fue al baño toda indignada y enojada. La verdad yo no la reconocía, y ahora sentía coraje de haber sido tan imbécil como para haber elegido pasarme una semana de mis preciosas vacaciones en ese pitero rancho texano. Pero no reaccione de manera grosera, ni me alteré ni nada… así que lo único y primero que dije fue: “¿mañana que vas a hacer en la tarde?”, ella se saco de onda ya que de seguro esperaba que entrara en su dinámica machista vs feminista made in televisa, y solo me vio extrañada sin entender, entonces yo proseguí: “es que quiero ver si me puedes llevar al aeropuerto, sino para tomarme un taxi”, ella no sabía ni que pedo, y con unas ultimas patadas de ahogado dijo “pero ni siquiera sabes a que hora sale el avión”, a lo cuál de manera calmada solo conteste: “si, ya investigué, mañana compro el boleto por internet”. Creo que le tiré el sistema esa noche, así que sin decir palabra se fue encabronada a dormir. Yo estaba muy tranquilo, triste por haber perdido al enamoradizo yo, pero tranquilo.

Al otro día, antes de irse al trabajo, ella me “recomendó” que pensara bien las cosas, le dije que sí. Apague el celular toda la mañana por que sabía que me hablaría, y la neta que hueva. Esa mañana me la pasé muy tranquilo platicando de videojuegos y computadoras con Björk. Le comenté que me iría esa tarde, ella se mostró triste y solo atino a decir: “buuu, y ya ni pudimos jugar Xbox =(“ jaja, o sea, habrá sido una zorra la tipa, pero siempre me cayó súper bien por toda la buena onda que tenia. De hecho, la primera noche que pasé en el depa, recuerdo que yo había tratado de besar a la ex, y como ella se negó durmiéndose hacia el otro lado, me levanté a fumar en el balcón, y Björk salió a platicar conmigo por más de una hora. La ex juraba que esta vieja solo andaba de zorra detrás mio (en ese tiempo andaba metido en mis pedos de gym/Whey/Nitrotech/celtech, o sea que estaba bien buenote, jaja), pero nunca me tiró la onda y solo me ofreció compañía, Mucho más de lo que la ex estaba dispuesta a dar en ese entonces.

A la hora de la comida ella fue hasta el departamento a reclamarme el por qué no tenía mi celu prendido, después fuimos al drive thru del Whataburger, y de ahí a tener la última plática en el coche. No sé que tanto nos dijimos, pero lo que se me queda grabado es que…empezando desde ese día… no volví a llorar frente a una novia, ni de coraje, ni de berrinche, ni de tristeza. Lo que recuerdo muy bien es que atinadamente en algún punto le grité algo así como: “ok, si vamos a gritar, gritamos los dos” (yo nunca le había gritado), ella se súper sacó de onda… y obviamente le bajó de ovarios.

Esa tarde nos despedimos en el aeropuerto, y me dio el único beso en la boca de toda la semana, que de hecho, aunque un par de años después nos volvimos a ver, jamás nos volveríamos a besar en la boca.

Me da tristeza reconocer que por esa experiencia es que ahora prefiero simplemente ir guardando las malas ondas… no me gusta reclamar al instante, no se me hace tan divertido ni placentero. Prefiero ver fríamente la consecuencia de esas malas ondas… y juntarlas una sobre otra. Y a lo mejor hoy se me olvida por completo, pero sé que por ahí siguen en algún lado. Por lo mientras puedo seguir siendo lindo y paciente… pero cuando me llega el momento: Au revoir Simone!, and there’s no way back, no matter how hard you’ve tried, you had your chance, you lost it ;)

Pay back time.

Tuvieron que pasar 2 años para que finalmente pudiera darme el lugar que yo sentía que me merecia; ella vino de visita a México, iria a ver a una de sus mejores amigas que se iba a casar, en ese punto eramos amigos (de nuevo) y de hecho yo tenía otra novia. En todo ese tiempo que pasamos juntos me encargue de dejarle bien en claro que ella ya no me interesaba en lo más minimo. Para muestra un botón: la primera noche de su visita, llegamos a mi casa y ella se arreglo para dormir, y su sorpresa fue grande cuando le aseguré que no dormiriamos juntos, que yo preferia dormirme en la sala (todo incomodo, jaja), pero ella insistia que no había pedo si compartiamos cama, yo le dije: "na, mejor me voy a regresar con mis amigos a seguirla" y me fui de fiesta, cuando regrese a casa me dormi en la sala. Cada que podía le hablaba a mi novia, diciendole ñoñadas y mandandole cientos de besos, y en ningun momento intente siquiera insinuarle a la ex que me gustaba o algo así. Mi plato favorito se había servido como debia ser: frío.

Hm, aunque creo que a lo mejor solo estoy desvariando y mi mayor coraje es que no le haya tronado sus huesitos a Bjök. jajaja

Charros, yo muy mal, ¿no?, mmm, creo que debo de cambiar… al menos ya di el primer pasó: reconocer la raíz del problema y contárselo a alguien (gracias Sr. Blog)

2 comentarios:

Akasha dijo...

jajajajaja muy buena entrada, son cosas que pasa, y yo que cuando leí el título creí que tendría que ver con el futuro concierto de Bjork en cumbre tajín, al cual no podre ir.

Acido dijo...

ni me lo digas!!, que también me quedo con las ganas de ir a verla!!!! =S

ni modo, mucho trabajo, poco baro, jajaja. saludos!