Translate

13.12.07

A MÍ QUE ME DEJEN FUMAR TRANQUILO.

Esto ya es personal, Son ganas de joderme, lo se yo que si cierro los ojos el mundo deja de girar. Pinches modas anglo-puñeteras, extremismos malsanos y nauseabundos que derriten mi pasividad atentando contra mi extermino personalismo e intransferible, contra mi suicidio articulado y sistemático de mi mismo en mi misma mismidad chacuaquera. Eso señores, ya es tocarme de mas los cojones y despertar el demonio de mi síndrome de abstinencia nicotinosa. No suscribo, no comparto, no me adhiero a la meapilas ley contra el tabaco, eso, se mire por donde se mire es una intentona en despoblado, una canallada contra mi derecho mas fundamental de irme a la mierda por el camino que mejor se me tercie y de cargarme en el inter a cuanto amigo o enemigo comparta mi mesa con permanencia voluntaria.

Y es que hay que ver, una cosa es que graben el tabaco nuestro de cada día con impuestos cortahuevos como el IEPS sin el cual nos costarían menos de 5 pesos, o que prohíban la venta de cigarrillos en las farmacias o que veten su consumo en hospitales, escuelas, autobuses o centros de trabajo, pero de eso a prohibirlo incluso en restaurantes, bares y cafés, media un abismo insondable, como insondable es la ignorancia y la bujarroneria borricona de nuestros gobernantes gazmoños, que seguro fuman de la verde y sin semilla. Pero claro, es mas fácil joderse al fumador que chingarse a las industrias contaminantes, o penar con cárcel los derrames de crudo en el océano o chingarse a los que no verifican, o combatir al narco o matar a tanto pendejo que anda por ahí alborotando el corral.

Por que eso si, podrán ustedes decir que es un vicio igual de despreciable que todos los demás, pero yo cuando me bebo una copa o me fumo un tabaco tengo la conciencia serena de que a diferencia de un canuto o una raya, no provoco ejecuciones ni balaceras, ni uso niños como burros o expendedores, ni yo lo propicie con mi demanda. Y lo de los negros en campos tabacaleros esclavistas en siglos pasados, allá los gringos y su remordimiento histórico que a fin de cuentas es la única historia que tienen, si la encuentran entre las dos neuronas que les dejo la mota y su doble moral de taberna.

Además, como si los puñeteros cafés no se hubiesen inventado para beber café y echarse un tabaco mientras se lee un libro o se conversa con un amigo. Y al pelele que no lo entienda, pues que no asista, que se compre su nescafe o se conforme con el caldo de su casita. Claro que el cigarro mata, claro que el que fuma es un imbecil, pero es un imbecil para si mismo y el que esta junto a el nadie lo obliga, como no se le obliga a nadie a ir a un antro lleno de humo. Pero no, nada de eso, ahora resulta que una putilla descuidada puede ir con toda la ley en su defensa a sacarse y matar un crío, por que cogió como perro y yo no puedo fumar un cigarro en paz en un puñetero samborns. Pues eso, que les den por el culo a los legisladores y los fumadores pasivos chillones que ni cooperan y a la putilla asesina de paso.

Y ya puestos en plan idiota, que prohíban los coches por que atropellan, o las putas en los puteros por que transmiten enfermedades y el que va a un table es inocente, pobre incauto, que pensaba que ahí vendían tlacoyos y se lo cogieron sin querer, usted disculpe. ¡Ay que joderse con este mundo danone, con este país de mierda, lleno de imbeciles funcionales con el raciocinio en el culo, con el yonofui-noesmiculpa como credo y salvoconducto, como descarga de sus propias responsabilidades!.

El cigarro jode, ya lo dije, pero el que se acuesta en la calle sabe que pasaran coches o es un imbecil, al igual que el que va a un restaurante, o a un bar, o a un café, sabe de antemano que habrá humo de viciosos que no respetan el genero humano por que hace tiempo descubrieron que nada vale, individuos que no respetan a nadie ni se respetan a si mismos como el que esto escribe. Y si no les gusta, que no salgan de su casa.

Por que si a intolerancias vamos me la vienen bastante holgada; a mi también me joden muchas cosas como los pendejos y los apantalla bobos, o los pejistas y las putas que abortan, o los chaqueteros irredentos y los drogos sin neurona o los políticos hipócritas y ladrones y los giles, y los gorrones y los malagradecidos sin memoria, y los chorriababa que leen libros de superación personal o las mojigatas que maman a Coelho, los que actúan como posesos por un partido de fucho y no se apasionan igual con su trabajo, con sus estudios o con su vida, los que piensan que todo lo malo que les pasa es culpa de alguien o de algo mas y no tienen huevos para descubrir al culpable en un espejo, los de hacienda y los panameños, y la gente que reza en la calle o la que las cierra para hacer quermeses, o la muchedumbre idiota que abarrota sin razón -“nomás pa´ dar la vuelta”- cualquier parte robándome aire y tiempo y espacio cuando tengo razón y motivo de ir, igual que me jode la gente impertinente, o los borrachos necios, o los contertulios desconocidos que se sienten con derecho a compadrazgo, o los amigos dobletes y marrulleros o los tontosdelculo que son tan pobres que no tiene ni palabras, y los que donan al teleton y los que piensan que Jasón solo es un personaje de películas de terror y medio mundo mas.

Y eso me jode mas que cualquier humo de mil cigarros de mil demonios. Y sin embargo los tengo que ver, que tragar todos los días. Y sin embargo no voy por ahí jodiendoles sus hábitos o sus vicios, o sus carencias o sus santas pascuas. Y no es por tolerancia, simplemente es indolencia, por que mi filosofía es que cada perro se lama su propio cipote. Y en ocasiones, lo confieso, un tranquilizador cigarro es lo único que media entre mi indiferencia o partirles la quijada a batazo limpio, o conseguirme un máuser y ponerme a contar ojos en blanco. Por lo menos hasta ahora. Hasta ahora digo, por que meterse entre un hombre y su cigarro es algo que se paga caro. Por eso he decidido dejar de fumar y volver a manejar. Haber cuanto me aguantan con mis síndrome de abstinencia al volante, cabrones. Es eso o a mi que me dejen fumar tranquilo.
HOMERO

5 comentarios:

Ab dijo...

:o

Acido dijo...

los panameños son buen pedo.

milagro cabroncete!

PRK dijo...

ash yo no fumo porque el cigarro hace llorar al niño dios...

eliecillo dijo...

a huevo putos!!!!!!!

yo también odio las kermeses y las peregrinaciones y las carreras de bicicletas y así...

Anónimo dijo...

me das miedo cabron.espero salgamos de broncas antes de que me partas mi madre a batazo limpio...
ya sabes la mustia de siempre