Translate

5.6.05

Los recuerdos escolapios

En estos dias por la escuela se carga el trabajo,
todo lo que
no se hizo en un semestre hay que
sacarlo en escasas 2 semanas
clasico de los
estudiantes -entre los que me cuento-, examenes,

trabajos finales, prácticas de laboratorio, etc...

Ahora ya con el semestre terminado se puede tener
una clara
perspectiva de lo que hizo cada alumno
y lo que hizo cada profesor
aunque siempre he
creido que el alumno, es, a pesar del
profesor, en
este periodo he visto que en un grupo es altamente

influyente el profesor, así, por ejemplo, teniamos
un profesor
que nos daba dos materias, para mi
gusto un muy mal profesor,
no domina los temas y
no solo eso, sino que no se da cuenta que
da
clases en una escuela de nivel superior, estaría
bien para
una secundaria, su materia se vuelve
pesada y se pierde el interés,
a sus clases
asistía el 20% del grupo, ¿El resultado? 4 o 5
alumnos
aprobados. Y en la otra cara de la moneda,
un profesor que daba una
materia, se nota que domina
los temas, desde el tono de voz hasta
la forma en
que se dirige a los alumnos es imponente, es
inevitable
mantenerse atento a su clase, dolia
perder una clase, ¿Y que paso
al final?, 4 o 5
alumnos reprobados.


Pero en realidad no quiero hablar de los malos
profesores o el porque
de su baja eficacia. A partir
de esos analisis, me viene a la mente
el recuerdo de
anteriores profesores de esos que no se olvidan,
en
el kinder una maestra de la que me enamore, en la
primaria,
una maestra que regalaba juguetes a los 3
primeros lugares del grupo,
para mi era un buen
incentivo, en la secundaria la profesora
de
matemáticas, pero sin duda en la vocacional conocí
el que
hasta ahora considero el mejor de los
profesores que he tenido
la oportunidad de conocer,
un jubilado de la industria, llamado
Edgar, pero
conocido en toda la vocacional como "el policía",
asi le llamaban hasta los otros profesores, de hecho
algunos habían
sido alumnos suyos, desde la primera
clase nos explico las reglas
y nos indico 3 dias del
semestre en que no podría asistir a clases,
también
nos dijo que de ese semestre (4to) hasta sexto el
nos
impartiria las matemáticas, también dijo que
con él, el mas burro
iba a aprender, y así como
profesías, se cumplieron sus palabras
faltó
unicamente los dias que con meses de anticipación
nos había
indicado, el mas burro del salon aprobó
la materia, aventó las
gorras por la ventana, detrás
de él nunca entro nadie al salon,
todos pasaron al
pizarrón, nunca estuvo un minuto mas de clase
e
incluso recuerdo que corrió a 2 profesores que
estaban robando
tiempo de su clase, la verdad fue un
honor ser alumno de "el
policía".

RaY

2 comentarios:

Peraloka dijo...

Creo que todos hemos tenido alguna vez a un gran maestro, lástima que no sean así todos, desgraciadamente tuve maestros muy mediocres e ignorantes... seguro Homero o el Acido pueden recordarlo...

Homero dijo...

hagamos el dia internacional del buen maestro, que en mayo el resto festeje su dia y reservemos uno para las exepciones, para aquellos que en verdad merecen llevar ese titulo.
saludos